¿Cuáles son los aspectos principales de la fiscalidad de la renta fija?

Fiscalmente, las rentas que una persona física residente fiscal en España obtiene a través de este tipo de productos (i.e. intereses o renta obtenida con la amortización o venta del activo) se consideran en el IRPF «rendimientos del capital mobiliario» y se integran entre las rentas del ahorro del impuesto, tributando el contribuyente por ellos como sigue:

  • Hasta 6.000 €, al tipo impositivo del 19%.
  • Desde 6.000,01 € hasta 50.000 €, al tipo del 21%.
  • De 50.000,01 € en adelante, al tipo del 23%.

El tipo de retención aplicable es del 19% (con excepciones, como en el caso de las letras del Tesoro, sobre las que no se aplica retención alguna).

La tributación de algunos de estos activos financieros cuya adquisición resulta más usual, es la siguiente:

  • En el caso de bonos y obligaciones del Estado (deuda pública a largo plazo), se tributa tanto por los intereses o cupones que se perciban como por la renta que se ponga de manifiesto en la amortización o venta de los activos.
  • En el caso de las letras del Tesoro (deuda pública a corto plazo), se tributa por la diferencia entre el valor de reembolso y el valor de adquisición.

Con carácter general, los rendimientos derivados de la deuda pública obtenidos en España por un no residente fiscal, sin establecimiento permanente, no tributarán en España.



Compartir con:
Digg!Del.icio.us!Google!Live!Facebook!Technorati!Yahoo!Twitter!