¿Tienen todos los ingresos y gastos el mismo horizonte temporal?

No:

  • En primer lugar, hay que tener en cuenta si se trata de ingresos o gastos ocasionales o, por el contrario, recurrentes:
    • Los primeros tienen un carácter extraordinario o esporádico y no se rigen por ninguna periodicidad: por ejemplo, un premio de lotería o una multa de tráfico.
    • Los segundos tienen un carácter ordinario y, en principio, se repiten cada cierto tiempo: por ejemplo, los intereses de un depósito a plazo con liquidación trimestral o la cuota de una comunidad de propietarios.
  • Hay una serie de gastos que corresponden a varios ejercicios. Por ejemplo, cuando se adquiere un bien de consumo duradero, como un electrodoméstico: aunque el desembolso se efectúe en el momento de adquisición del bien, el consumo real se va efectuando a lo largo del período de vida útil.


Compartir con:
Digg!Del.icio.us!Google!Live!Facebook!Technorati!Yahoo!Twitter!