¿Cuáles son las fuentes estadísticas del mercado de trabajo?

En el mercado de trabajo español, existen las tres fuentes estadísticas siguientes:

  • Encuesta de Población Activa (EPA), que recoge el empleo y el paro estimados. Se trata de una encuesta de periodicidad trimestral, que realiza el INE (Instituto Nacional de Estadística) y trata de obtener información acerca del mercado laboral en España. La Encuesta de Población Activa es la fuente principal para conocer la estructura y evolución del mercado de trabajo español. La realiza trimestralmente el INE desde 1964, y se dirige a una muestra de 65.000 hogares (lo que equivale a 200.000 personas). La información que suministra se refiere a población inactiva, activa, ocupada y desempleada, desagregada por características tales como sexo, estudios terminados, ramas y sectores de actividad, tipo de búsqueda de empleo, etc. Además, la información se ofrece para el total nacional, por Comunidades Autónomas y por provincias.
  • Servicio Público de Empleo (SPE), que recoge el paro registrado en las oficinas de dicho Servicio. El SPE elabora mensualmente la estadística de paro registrado a partir del número de personas demandantes de empleo inscritas en sus registros.
  • Seguridad Social, que ofrece información acerca del número de personas afiliadas y cotizantes.

A menudo surgen discrepancias entre las cifras de desempleo de la EPA y del SPE, debido principalmente a que mientras la EPA se acoge a la definición de parado dada por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el SPE no. También tienen una incidencia destacada en dichas discrepancias las diferencias metodológicas entre ambos registros, y su referencia a distintos momentos temporales.

Un ejemplo viene dado por los grupos considerados como parados por la EPA y no por el SPE, los cuales son: los demandantes de empleo no ocupados, los afectados por un expediente de regulación de empleo, y los trabajadores fijos discontinuos registrados fuera del periodo de actividad.

La EPA, siguiendo las directrices de la OIT, define claramente las variables del mercado de trabajo:

  • Población económicamente activa: población de 16 o más años que en la semana de referencia está trabajando o bien busca activamente un puesto de trabajo.
  • Población ocupada: aquellas personas que en la semana de referencia desempeñan una actividad laboral ya sea por cuenta ajena (asalariados) o por cuenta propia (no asalariados). Los ocupados se pueden considerar y clasificar desde distintos puntos de vista:
    • Según su situación profesional: no asalariados o trabajadores por cuenta propia (empleadores, empresarios sin asalariados y trabajadores independientes, miembros de cooperativas, y ayudas familiares) y asalariados o trabajadores por cuenta ajena. Los asalariados pueden ordenarse atendiendo al sector donde trabajan (asalariados del sector público y asalariados del sector privado) y según el contrato o relación laboral (indefinidos y temporales).
    • Según la duración de la jornada laboral: con respecto a este criterio los ocupados pueden dividirse en: ocupados a tiempo completo  y ocupados a tiempo parcial.
    • Parados: personas de 16 o más años que en la semana de referencia han estado disponibles para trabajar pero que, buscándolo activamente, no han encontrado un puesto de trabajo. Los parados pueden subdividirse en dos grupos: los que buscan su primer empleo y los que han trabajado con anterioridad.
    • Población económicamente inactiva: personas que teniendo 16 o más años no están ocupadas ni paradas. Dentro de este amplio colectivo estarían comprendidos: estudiantes, jubilados, labores del hogar, pensionistas, incapacitados para trabajar, etc.


Compartir con:
Digg!Del.icio.us!Google!Live!Facebook!Technorati!Yahoo!Twitter!