Tengo una pensión de 1.150€ y me han hecho dos embargos. ¿Me pueden embargar la pensión dos veces si ésta no llega a dos veces el salario mínimo interprofesional? ¿Me pueden embargar la cuenta en la que solamente me ingresan la pensión?

 

En los apartados 1 y 2 del artículo 607 de la Ley 1/2000, de Enjuiciamiento Civil, se recoge la escala por la que se embargan los sueldos y pensiones superiores al salario mínimo interprofesional. El ingreso que se tiene en cuenta a estos efectos es el neto de la pensión, deducidos los descuentos de índole fiscal, tributaria o de Seguridad Social.

Para calcular la cantidad embargable de un sueldo o pensión, se tiene en cuenta el salario mínimo interprofesional, que en 2017 está fijado en 707,70 euros mensuales: 

Ingreso mensual (euros) Porcentaje embargable
0 - 735,90 0%
735,90- 1.471,80 30%

En este caso, la cantidad máxima embargable sería la siguiente:  

Ingreso mensual (euros) Porcentaje embargable Cantidad embargable
0 - 735,90 0% 0
735,90 - 1.150 30% 124,23
Total embargable 124,23

En el caso de que la cantidad embargada fuera superior a la indicada, se debería poner en conocimiento de la autoridad o autoridades embargantes, para la realización de los correspondientes ajustes.Con respecto a la posibilidad de que embarguen la pensión dos veces, indicamos que sí es posible siempre y cuando los importes embargados en conjunto se encuentren dentro de los límites indicados.

En cuanto a la última pregunta, sí es posible que sea embargado el saldo de la cuenta bancaria en la que se abona su pensión.

En este sentido, se debe distinguir el embargo directo de la pensión, que se notificaría a la entidad pagadora, la cual le abonaría la pensión con el embargo practicado, del embargo del saldo de la cuenta bancaria de abono. Realmente, en este último caso, nos hallaríamos más cerca del embargo del crédito del cliente frente a la entidad bancaria para hacer efectivo el saldo a su favor, que del embargo de una pensión.

Si además de la pensión percibiera en esta cuenta otros abonos (el pago de intereses de un plazo fijo, el ingreso de la renta de un arrendamiento, por ejemplo) sería más complejo acreditar que el saldo embargado trae origen de una pensión.

En cualquier caso, en la cuenta bancaria sólo se abona la pensión, luego sería fácil de acreditar la procedencia del saldo embargado y la mayor protección conferida al mismo.

Por esta razón, si, con las salvedades mencionadas, se embargara el saldo de la cuenta corriente que trae causa directa del abono de su pensión en cuantía mayor a la legal, lo debería poner de manifiesto, con la mayor celeridad a la entidad pagadora o, en su caso, al embargante.



Compartir con:
Digg!Del.icio.us!Google!Live!Facebook!Technorati!Yahoo!Twitter!