¿Qué ventajas fiscales tenía?

Las cantidades depositadas en las cuentas de ahorro-vivienda, dentro de los límites legalmente establecidos por la normativa fiscal, podían dar derecho a la deducción en la cuota del IRPF por adquisición de vivienda.

La deducción fiscal por las aportaciones a cuenta vivienda quedó suprimida con efectos del 1 de enero de 2013.



Compartir con:
Digg!Del.icio.us!Google!Live!Facebook!Technorati!Yahoo!Twitter!