¿Qué duración máxima podía tener una cuenta de ahorro-vivienda?

A efectos de que el ahorrador planificara adecuadamente sus decisiones, debía tenerse presente que la adquisición de la vivienda debía realizarse dentro de los cuatro años siguientes a la apertura de la cuenta. En caso contrario, se perdían todas las ventajas fiscales disfrutadas.



Compartir con:
Digg!Del.icio.us!Google!Live!Facebook!Technorati!Yahoo!Twitter!