¿Cómo debe utilizarse la PER de una acción con vistas a la realización de inversiones bursátiles?

En principio, a un inversor potencial le interesarán aquellos valores cuya PER sea baja. La PER nos da una indicación acerca del tiempo que será necesario para poder recuperar el precio pagado al comprar una acción. Si tenemos una PER de 10, esto significa que pagamos un precio por la acción que equivale a 10 veces el beneficio neto por acción. Bajo el supuesto de que se mantendrá la cifra del beneficio, necesitaríamos 10 años para recuperar el precio pagado por la acción.

No obstante, adquirir un valor con una PER alta no quiere decir que sea una mala inversión, puesto que si se trata de una compañía con buenas perspectivas de negocio, previsiblemente su beneficio aumentará y su PER disminuirá con el paso del tiempo.

En este sentido, es importante no sólo tener en cuenta la PER en un momento determinado, sino también su evolución en el tiempo.



Compartir con:
Digg!Del.icio.us!Google!Live!Facebook!Technorati!Yahoo!Twitter!