¿Cómo deben «tratarse» los datos personales?

Existen una serie de principios respecto al tratamiento de los datos, conforme a los cuales el tratamiento ha de cumplir los principios de calidad, finalidad, consentimiento y seguridad. Dichos principios son, básicamente, los siguientes:

  • Los datos de carácter personal sólo se podrán recoger para su tratamiento, así como someterlos a dicho tratamiento, cuando sean adecuados, pertinentes y no excesivos en relación con el ámbito y las finalidades determinadas, explícitas y legítimas para las que se hayan obtenido.
  • Para que los datos personales puedan ser tratados es necesario contar con el consentimiento del afectado, aunque, en supuestos excepcionales, dichos datos personales podrán ser utilizados sin contar con dicho consentimiento. Ej.: no será preciso el consentimiento cuando los datos de carácter personal se recojan para el ejercicio de las funciones propias de las Administraciones Públicas en el ámbito de sus competencias o cuando se refieran a las partes de un contrato o precontrato de una relación negocial, laboral o administrativa y sean necesarios para su mantenimiento o cumplimiento, entre otros aspectos.
  • Los datos de carácter personal serán exactos y puestos al día de forma que respondan con veracidad a la situación actual del afectado.
  • Los responsables deben atender a los interesados que soliciten el acceso a sus datos personales.
  • Los datos personales sólo deben conservarse durante el tiempo necesario para las finalidades del tratamiento para el que han sido recogidos. Deben ser cancelados cuando hayan dejado de ser necesarios o pertinentes para el fin con que se obtuvieron.
  • Todo responsable o encargado de un tratamiento tiene que adoptar todas las medidas necesarias para garantizar la seguridad de los datos personales e impedir cualquier alteración, pérdida, tratamiento o acceso no autorizado.
  • Determinados datos, que se consideran legalmente datos sensibles (ej.: ideología, religión, creencias, etc.), gozan de mayor protección, pues para su tratamiento y cesión siempre será necesario el consentimiento expreso del afectado, además de que no se podrán crear ficheros con la finalidad exclusiva de su almacenamiento.


Compartir con:
Digg!Del.icio.us!Google!Live!Facebook!Technorati!Yahoo!Twitter!