¿Cómo se opera en el mercado secundario de deuda pública?

El mercado secundario de Deuda Pública se divide en dos segmentos:

  • Mayorista: operaciones de gran volumen entre miembros del mercado.
  • Minorista: transacciones entre entidades gestoras y sus clientes.

Los inversores particulares pueden realizar operaciones de compra o venta en este último mercado a través de intermediarios financieros de los mercados de valores.

En el mercado secundario, todos los valores emitidos por el Tesoro se pueden enajenar sin necesidad de esperar a la fecha de vencimiento; solo hay que transmitir la orden de venta al mercado de valores, a la entidad financiera en la que se adquirieron o al Tesoro Público, en el caso en que los valores se encuentren en él depositados.

Las operaciones del mercado pueden clasificarse en:

  • Simples: cuando la transacción da lugar a una sola operación y que puede ser:
    • Al contado: la liquidación se efectúa dentro de los cinco días siguientes a la realización de la operación.
    • A plazo: la liquidación tiene lugar después del quinto día de la contratación.
  • Dobles: se realizan dos operaciones, una por la compra y otra por la venta, al contado o a plazo, o combinando ambas, que pueden ser:
    • Simultáneas: cuando ambas operaciones de signo contrario son contratadas en el mismo momento, teniendo el comprador plena disponibilidad sobre el título adquirido, con independencia del momento fijado para la venta del título.
    • Repos: con pacto de retrocesión, es decir, venta con pacto de recompra en fecha fija o a la vista. No existe plena disponibilidad sobre el título.


Compartir con:
Digg!Del.icio.us!Google!Live!Facebook!Technorati!Yahoo!Twitter!